Los mayores retos de los líderes en la era digital

blogImg

La transformación digital sigue imparable, impulsando cambios constantes en casi todos los aspectos de la vida cotidiana y del funcionamiento de las empresas, entre otros ámbitos.

El desarrollo de Internet y los avances en diversas tecnologías apoyan el advenimiento incesante de nuevas herramientas y recursos que agilizan tareas antes complicadas y rutinarias. Pero, además, este proceso, por un lado, está motivando una evolución del esquema de producción y consumo, con vistas a convertirse en un modelo más sostenible e inteligente; y por el otro, obliga a un replanteamiento de las relaciones entre organizaciones y trabajadores.

Por si fuera poco, en dicho contexto, el sistema jerárquico y vertical de organización empresarial está totalmente desfasado, lo que ha permitido el surgimiento de modalidades de gestión más adaptadas a los tiempo que vivimos. En este sentido, desde los directivos de grandes compañías hasta los emprendedores emergentes deben no sólo aprovechar las ventajas de la digitalización, sino también, asumir la necesidad de enfrentar los desafíos que ésta trae consigo.

Con la finalidad de incentivar y mejorar la capacidad de los líderes para dirigir grupos de trabajo en esta vertiginosa época de cambios, Leaderty está organizando el evento Gestión de equipos multigeneracionales, en el que los suscriptores de nuestra plataforma, además de refrescar un marco teórico necesario, conocerán casos reales en los que se han implementado con éxito innovadores modelos de organización y conducción del talento humano.

Por lo pronto, en este artículo nos dedicaremos a exponer un breve análisis de los principales retos que los directivos están afrontando en el ámbito global debido al impacto del desarrollo tecnológico.

Escoger un modelo de gestión... o inventar uno

Decidir sobre la implementación de un sistema de organización para la empresa no es tan sencillo. Gracias a los prejuicios y temores que aún existen sobre los estilos innovadores de conducción de equipos de trabajo, el modelo jerárquico vertical sigue vigente con más o menos variantes. Lo importante, como hemos dicho líneas arriba, es entender las nuevas tecnologías no como simples recursos para facilitar las tareas, sino como herramientas capaces de liberar a los individuos de la rutina del trabajo convencional e impulsar la creatividad y la participación activa en la toma de decisiones.

En función de lo anterior, mejor pronto que tarde, el directivo experimentado o el novel emprendedor tendrá que evaluar los beneficios y debilidades de los planteamientos emergentes en materia de estructuración funcional dentro de las empresas (organizaciones líquidas, empresas colaborativas, liderazgo compartido, holocracia, redarquía, organización TEAL, Management 3.0, entre otras) y seleccionar aquel que mejor se adapte al sector productivo de la compañía, a sus propósitos y su visión.

También es válido, como en el caso del sistema operativo dual, que el líder conforme un modelo híbrido con lo mejor de cada teoría de acuerdo a su criterio. Parafraseando al general cartaginés Aníbal, “encontraremos un sistema o haremos uno”.

Sin embargo, cualquiera que sea la decisión, es vital considerar la conciliación laboral como parte de un programa holístico y coherente de motivación que, asimismo, impulse el employer branding de la empresa como mecanismo que garantice la captación de los mejores talentos.

Seleccionar y conocer a los integrantes del equipo

El hecho de tener un título académico y manejar el último paquete de Windows o cualquier software especializado no es suficiente para formar parte de un equipo de trabajo acorde a los cambios que impone la transformación digital... aunque parezca irónico. Las empresas que se decantan por un sistema de gestión como los mencionados anteriormente, necesitan incorporar profesionales con alto sentido de responsabilidad y compromiso, que además demuestren poseer las llamadas habilidades transversales: disposición para trabajar en equipo, asertividad, inteligencia emocional y proactividad, entre otras.

En otras palabras, el proceso de reclutamiento y selección del talento humano debe incluir criterios y prácticas muy exigentes, como la definición precisa del perfil y las competencias que debe tener el aspirante a determinado cargo y las necesarias entrevistas que permitan conocer sus actitudes y motivaciones. Es preciso reiterar en este caso lo dicho anteriormente sobre la importancia del employer branding como elemento vital para atraer y fidelizar a los empleados más ajustados a los rasgos requeridos.

Impulsar la formación continua para adaptarse a los cambios

El líder de una organización que pretenda asimilar las ventajas y consecuencias de la transformación digital, con el mínimo impacto negativo, debe apostar siempre a la capacitación permanente tanto de los integrantes de su staff como de la suya propia. La actualización constante es clave para permanecer en competencia dentro del entorno empresarial actual, donde las herramientas tecnológicas y las percepciones sobre la gestión organizacional evolucionan a gran velocidad.

Priorizar la experiencia del cliente

La gestión empresarial centrada únicamente en el producto o servicio también va cediendo frente a la tendencia, cada vez más en auge, de privilegiar la experiencia de los clientes. Esto es: establecer todos los canales de comunicación que la transformación tecnológica provee actualmente (desde el call center hasta los chatbots en redes sociales, pasando por páginas web, blogs, soluciones de Big Data, analítica avanzada y otros) para conocer de primera mano las necesidades y expectativas de los usuarios con respecto a la oferta de la compañía.

Este conocimiento está facilitando la toma de decisiones sobre el lanzamiento de nuevos productos o las mejoras aplicables a la calidad y las prestaciones de los ya existentes; incluso, permite asociar servicios y valores a la marca que fortalecen la imagen de las corporaciones en aspectos tan diversos como el soporte posventa y la sostenibilidad lograda en el proceso productivo, el supply chain y la logística. Todo ello está marcando una diferencia enorme en la rapidez para detectar oportunidades de negocios y posibles amenazas, para actuar a tiempo y garantizar por años una relación productiva con los clientes.

Concienciar y asumir estos retos es el objetivo más prioritario en la agenda de los directivos con experiencia y de los nuevos emprendedores en los tiempos que corren.

Aviso de cookies

Continuar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de navegación
y mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas nuestra política de cookies.