La importancia de la tecnología para ayudar a los directivos actualmente

blogImg

 

¿Es posible hoy día que alguna empresa o industria opere sin algún tipo de apoyo tecnológico? Para responder a esta pregunta es necesario fijarse en ejemplos como el de algunos pequeños y medianos productores agrícolas en España, que gracias a Internet han Clogrado ampliar su mercado y colocar sus cosechas en diversas comunidades del país e incluso en países cercanos; asimismo, han establecido redes gremiales que les permiten compartir experiencias y mejorar la calidad de sus siembras. En América Latina existen comunidades virtuales de artesanos que muestran en línea sus productos, lo que facilita la venta de estas piezas a clientes en cualquier lugar del mundo.

Si en la agricultura y en la artesanía, que son industrias tradicionales, se aprovechan los beneficios de emplear herramientas digitales, aunque sea en una escala modesta, se puede inferir que cada día son menos los entornos productivos reacios a incorporar tecnologías. Los directivos de pequeñas, medianas y grandes empresas son conscientes de la importancia de integrar ltecnología más puntera a sus procesos: sea para optimizar la fabricación de productos, hacer más eficiente la prestación de servicios, simplificar los procedimientos de administración, impulsar el marketing y hasta para incrementar la calidad del soporte a clientes. Más aún, muchas compañías, de acuerdo a sus posibilidades, actualizan constantemente su parque tecnológico como una manera de garantizar su posicionamiento en el mercado.

Tecnología para administrar

Los departamentos de administración de las empresas fueron de los primeros en experimentar positivamente el desarrollo de la informática. Hoy día es difícil encontrar empresas que no cuenten con softwares administrativos para procesar las ventas, las nóminas, los pagos a proveedores, los inventarios, las cuentas por cobrar, así como la gestión de los impuestos. Con estos programas, la ejecución de dichas tareas pasó a ser más rápida y sencilla, además de producir un considerable ahorro de costes.

Una evolución en distintos frentes

A propósito del desarrollo actual de la Industria 4.0, Gunther Reinhart, docente en Ciencia y Tecnología de la Universidad Técnica de Munich opina que la fábrica totalmente automatizada todavía no se ha consolidado del todo, pero que gracias a los adelantos en materia de robótica, Internet de las cosas y machine learning, es posible crear máquinas que no sólo tienen capacidad para aprender, sino que también pueden estar conectadas entre sí.

Para contrarrestar las opiniones de sectores tradicionales que vaticinan una cercana sustitución del talento humano por las máquinas y, en consecuencia, una oleada de desempleo, Reinhart afirma que en una fábrica completamente automatizada los robots y los seres humanos trabajarán en términos de cooperación y con más intensidad que en la actualidad, porque el personal realizará un trabajo más intelectual y creativo que manual. En realidad, la función del robot será asumir las tareas más rutinarias.

Por otro lado, se debe tomar en cuenta el impacto que el Internet de las cosas ha tenido en las cadenas de suministro y logística. Muchas compañías han introducido el uso de dispositivos que realizan, entre otras tareas: el seguimiento de las materias primas desde el origen hasta la fábrica; la conexión de herramientas y máquinas para controlar su ubicación, funcionamiento y requerimientos de mantenimiento; monitorización de las flotas de transporte y el propio recorrido del producto terminado hasta llegar a las estanterías. Ni hablar de muchos pequeños negocios que han aplicado soluciones de IOT para verificar inventarios y controlar la temperatura de los equipos de refrigeración, por sólo mencionar unas de las tantas funciones posibles.

Algunos estudios vaticinan que en 2020 más de 20 mil millones de artículos estarán conectados mediante IOT, es decir, que si actualmente ya se pueden monitorizar productos para obtener datos sobre el comportamiento del usuario o hasta de la vida útil de los componentes (como en el caso de algunos fabricantes de coches), la tendencia será evolucionar a un estilo de producción y consumo más avanzados.

Marketing online y comunicación omnicanal con el cliente

El desarrollo de la tecnología también cambió de manera sensible el marketing y la gestión del cliente de las empresas. Los medios publicitarios tradicionales como la prensa escrita, los impresos, la radio y la televisión están siendo superados por los portales web, los blogs, el correo electrónico, las aplicaciones y las redes sociales. Por ello, las estrategias de las compañías para dar a conocer sus productos y servicios, ganar y mantener clientes o reforzar su imagen de marca, se apoyan en las nuevas tecnologías, no sólo para hacer llegar sus mensajes a consumidores existentes y potenciales, sino también para captar información valiosa de ellos, como sus hábitos de consumo, periodicidad de compra, ubicación geográfica y otras.

En las estrategias de marketing online, los mensajes y contenidos de interés para captar la atención del cliente suelen ser difundidos mediante los nuevos medios ya citados. Con frecuencia las empresas que manejan estas plataformas introducen nuevos servicios y algoritmos que hacen más sencilla y atractiva la interacción. WhatsApp, por ejemplo, lanzó en 2017 su WhatsApp Business, con la intención de ofrecer un canal ideal para el intercambio de información entre compañías y clientes. Sin embargo, las preferencias de los usuarios determinan que los planes de comunicación de las firmas deben incluir el mayor número de canales posibles.

Cuestión de competitividad

Es cierto que la incorporación de tecnología requiere de considerables inversiones y de un proceso previo de capacitación para el talento humano, lo que suele hacer paulatina la transición. Pero los riesgos de no introducir o no actualizar el parque tecnológico en los departamentos claves de las empresas son muy serios: el más costoso quizás es el de la pérdida de competitividad. En la actualidad, el comportamiento de los mercados cambia constantemente y contar con herramientas avanzadas permite diseñar y elaborar nuevos productos para responder lo más pronto posible a las expectativas del consumidor.

En conclusión, con el apoyo de la tecnología, las compañías son capaces de mejorar sus procesos, generar nuevas oportunidades de negocios, incrementar ingresos y hacer más efectiva la comunicación con los clientes. Todo ello las hace más productivas y eficientes.

 

Aviso de cookies

Continuar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de navegación
y mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas nuestra política de cookies.