¿Por qué la conciliación en las empresas es cada vez más importante?

blogImg

 

Para muchos hombres y mujeres por igual, sigue siendo un problema equilibrar la balanza entre la vida laboral y la vida personal, entendiendo por esta última el tiempo dedicado a la familia, al descanso y a otras actividades de interés individual.

Aunque el desarrollo tecnológico y de Internet impulsa el surgimiento de novedosas opciones de trabajo, en la sociedad actual encontrar y conservar un empleo presencial en una empresa todavía es determinante para obtener ingresos con los que se cubrirán las necesidades familiares.

Aún no son suficientes las compañías que ofrecen a sus trabajadores prestar servicio dentro de un horario flexible, además de un sistema de incentivos que valore derechos como las vacaciones y el tiempo para atender prioridades familiares, con criterio de igualdad, más allá de lo estrictamente establecido en las legislaciones laborales. La resistencia a proporcionar condiciones como las mencionadas, tiene entre sus efectos una reducción del rendimiento del talento humano y, por ende, de la productividad.

Uno de los beneficios que trae consigo la automatización de los procesos productivos es la tendencia hacia una mayor conciliación entre la vida laboral y la vida personal, lo que de acuerdo a la opinión de expertos contrasta con el temor infundado a una reducción de las fuentes de empleo, tal como lo expusimos en nuestro post ¿Cómo será el trabajo del futuro?

En este sentido, puede definirse como un sistema ideal de conciliación en una empresa aquel que procura, en beneficio de los trabajadores, establecer un balance positivo entre el cumplimiento de las tareas y objetivos de la organización y la debida atención a los aspectos que conforman su vida personal: compartir tiempo con la pareja, la familia y las amistades, apoyar a familiares enfermos, continuar su formación profesional y entretenerse, entre otros.

¿Y por qué está ganando tanta importancia la conciliación?

El estrés y las situaciones que lo causan están entre los principales factores que afectan la concentración en la ejecución de las tareas. Situaciones cotidianas como la preocupación de una trabajadora por no tener a quien recoja su hijo del colegio cuando su marido le avisa de una avería en el coche o el repentino cambio de prioridades por parte del directivo, que exige a los colaboradores cumplir con un encargo de emergencia, ocasionando la acumulación de labores, provocan tensiones que entorpecen el desempeño del talento humano y, en consecuencia, el logro de las metas corporativas.

Legislaciones de muchas naciones establecen condiciones de obligatorio cumplimiento por parte de las empresas para facilitar a los trabajadores la conciliación entre los compromisos de su empleo y su vida personal, entre otras: los periodos pre y post natales, los permisos para atender el nacimiento de hijos y a familiares enfermos, por mencionar algunos ejemplos.

Sin embargo, algunas empresas, entre ellas corporaciones de gran prestigio como Google y Spotify, han agregado otros incentivos a sus estrategias de motivación como, por ejemplo: el horario flexible, la inclusión de elementos lúdicos y áreas recreativas dentro de las oficinas, así como la gamificación o incorporación de fundamentos y detalles de los videojuegos en la dinámica del trabajo real.

Estas estrategias características de tendencias de gestión corporativa como el Management 3.0, son implementadas por empresas como las mencionadas, no por estar de moda, sino porque han comprobado que con ellas se obtienen ventajas como las siguientes:

  • Incremento de la productividad. Un sistema de conciliación laboral adecuado produce efectos positivos en el estado de ánimo de los trabajadores y disminuye en gran medida el estrés, lo que facilita la concentración en las tareas. Además, permite que la creatividad fluya mejor para hallar soluciones a cuestiones complejas de trabajo, así como tener mejor disposición para negociar. Como se dijo líneas arriba, un balance conveniente entre la vida laboral y la personal aumenta el rendimiento del colaborador, favoreciendo el cumplimiento de los objetivos financieros y corporativos de la empresa.

  • Disminución de costes. Medidas como la flexibilidad en el horario y opciones como el teletrabajo reducen sensiblemente los gastos operativos, ya que no se requieren grandes espacios para la disposición de oficinas y el consumo de energía es menor. Gracias a esto es posible retribuir mejor a los trabajadores y elevar las ganancias de la compañía.

  • Potencia el employer branding de la firma. En la medida que se ofrezcan atractivas condiciones de conciliación, la empresa tendrá más oportunidad de atraer, captar y fidelizar al talento humano mejor capacitado y con un perfil actitudinal idóneo. En este sentido, la compañía fortalece su prestigio como empleadora. 
    Como dato complementario, un estudio reciente de la Association of Executive Search Consultants, reveló que más del 80% de los 571 ejecutivos consultados valoran las políticas de conciliación antes de aceptar un cargo y que más del 20% le dan más importancia que los ingresos.

  • Provoca una reducción del absentismo laboral. Paradójicamente, un horario flexible permite a los trabajadores permanecer en la oficina el tiempo que realmente se requiera, lo que hace poco frecuente su ausencia. Además, cuando el interés se centra en el cumplimiento de los objetivos y existe confianza en la capacidad de los colaboradores para lograrlo, tiene poco sentido exigir la presencia de estos en la oficina durante toda la jornada.

Como hemos dicho, el tema de la conciliación laboral, más allá de las condiciones exigidas en las legislaciones laborales, está cobrando cada vez más relevancia y con la llegada de las nuevas generaciones acabará siendo un indispensable a la hora de buscar trabajo y retener el talento dentro de las empresas.

Aviso de cookies

Continuar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de navegación
y mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas nuestra política de cookies.